En el corazón del Mediterráneo, atrae cada temporada a millones de personas. Un lugar de España en el que luce el sol casi todo el año y que se encuentra aproximadamente a dos horas de avión de las principales capitales europeas.

Sus aguas claras y limpias son ideales para el baño y para la práctica de actividades náuticas como el submarinismo, el esquí acuático, el windsurf, la pesca, la vela e incluso el surf. En cualquier caso, no son los únicos deportes que se practican aquí: el golf cuenta con un protagonismo muy especial. Existen numerosos campos, de cuidado diseño, perfectamente integrados en el entorno, y adaptados a todos los niveles.

Se diría que la isla tiene un espíritu especial. Posee una amplia oferta complementaria que permite una extensa agenda de actividades.

¿Cómo podemos ayudarle?